martes, 9 de agosto de 2022

Preguntar es importante, 5 consejos para mejorar esa habilidad

La capacidad o habilidad de hacer buenas preguntas es muy importante para resolver problemas, innovar y mejorar el desempeño, tanto en nuestra vida personal como profesional. Pero conforme crecemos hacemos cada vez menos preguntas. Para verificar esto, nada más ponga atención a un niño o niña de unos cuatro o cinco años, cuantas preguntas hace y luego compárelo con un adolescente o adulto. Conforme crecemos la sociedad nos enseña que preguntar es "irrespetuoso", que nos hace ver mal o que es falta de educación, y entonces dejamos de preguntar. 

No obstante, existe mucha evidencia científica que saber plantear las preguntas adecuadas es la base para resolver problemas efectivamente o para innovar en cualquier ámbito. Entonces, ¿cómo podemos retomar esa capacidad de preguntar? Practicando indudablemente, para lo cual les comparto algunas ideas de diversas investigaciones que he analizado y puesto en práctica:

1. Cultive una mentalidad interrogativa. Constantemente plantéese preguntas a usted mismo y quienes le rodean. Trate de ser consciente de cuanto pregunta y propóngase preguntar más. 

2.  Pregunte por qué y por qué no, y qué pasaría si... Existen diferentes tipos de preguntas, trate de practicarlas todas. Por ejemplo, las preguntas de por qué y por qué no son especialmente útiles comprender cosas mientras que las de qué pasaría son muy efectivas para desafiar suposiciones (estas para innovar son las más potentes).

3. Imagine cosas opuestas Una forma efectiva de forzarnos a pensar en preguntas (por cierto, al cerebro no le gusta esto, hay que forzarlo un poco) es imaginar cosas opuestas a las que estamos analizando o damos por sentado. Cuando podemos unir dos cosas opuestas es cuando surgen ideas más potentes o innovadoras. Un buen ejemplo acá es cuando jugamos de "abogado del diablo". 

4. Use limitaciones para generar preguntas. Otra forma efectiva de generar preguntas es auto imponernos limitaciones, las cuales serán las catalizadoras de nuevas preguntas y con ello ideas. Por ejemplo, ¿qué pasaría si un competidor imitara nuestro principal producto?, ¿qué sucedería si nuestro principal proveedor deja de vendernos?, ¿qué haríamos si nuestro principal cliente deja de comprarnos? Ese tipo de preguntas, provenientes de limitaciones en el entorno, nos ayudarán mucho por ejemplo en procesos de planificación.

5. Practique lluvias de preguntas (en lugar de ideas).  La mayoría de personas les resulta familiar o intuitivamente pueden comprender lo que es una lluvia de ideas, pero Hal B. Gregersen, profesor del MIT y uno de los mayores investigadores en el tema de preguntar, propone que mejor hagamos lluvia de preguntas. Las reglas son parecidas, por ejemplo, en un grupo de cuatro personas alguien propone un reto, problema o algo que necesita solución, pero en lugar de empezar a generar ideas se generan preguntas. Durante cuatro minutos solo se permiten hacer preguntas, nada de respuestas, explicaciones, justificaciones ni comentarios, solo preguntas. Luego de ese período se analizan las preguntas y muchas veces el problema original se debe reconfigurar o la solución es más rápida de alcanzar. 

Así que ya lo sabe, preguntar no es mala educación, no es malo, todo lo contrario, es el principio para tomar mejores decisiones, generar más innovación y aprender mejor.








martes, 21 de junio de 2022

Procrastinar moderadamente puede mejorar su creatividad

Empecemos por definir procrastinar, pues me parece que es un verbo poco conocido (aunque frecuentemente todos procrastinamos). Según la Real Academia Española es "diferir o aplazar". Podemos ampliarlo un poquito señalando que es aplazar el inicio o el progreso de una tarea.


Aunque está muy extendida la idea que procrastinar no es bueno, una reciente investigación de los profesores Jihae Shin y Adam Grant efectuada simultáneamente en Estados Unidos y Corea del Sur encontró que hasta cierta medida procrastinar puede ser beneficioso para la creatividad. Técnicamente hablando lo que encontraron fue una relación curvilínea entre procrastinación y creatividad. 


La investigación se basó en experimentos y una encuesta. En Estados Unidos utilizaron experimentos, invitaron estudiantes universitarios y les pidieron que resolvieran algunos retos relacionados a temas de emprendimiento bajo ciertas condiciones, pero los tentaron a procrastinar poniéndoles vídeos graciosos de YouTube mientras se suponía deberían estar resolviendo los retos. Como eran experimentos de laboratorio pudieron manipular "cuanta tentación" le ponían a las personas y dividirlas en grupos acorde a ello. El resultado fue que los participantes sometidos a condiciones de procrastinación moderada generaron más ideas creativas  que las personas sometidas a baja o alta procrastinación. 


En Corea la investigación fue con empleados de una empresa de muebles a quienes se les pasó una encuesta para que respondieran cuánto procrastinaban en su trabajo. Posteriormente se pasó otra encuesta a los supervisores de esos empleados (ambas encuestas de forma separada y anónima) para que calificaran el nivel de creatividad que percibían de cada uno de los empleados. Al unir las respuestas se vio un efecto similar al de los experimentos. Las personas que dijeron procrastinar moderadamente fueron calificados como más creativas por sus supervisores en contraste a los altos o bajos procrastinadores.


¿Entonces todos a procrastinar? No tan rápido. En primer lugar recordemos que los resultados fueron positivos en "procrastinación moderada". Quizá el mensaje de fondo de la investigación es que en el proceso creativo siempre necesitamos un período de tiempo en el cual el reto, problema o necesidad que necesitamos afrontar de forma creativa requiere "ser absorbido" en nuestra mente sin presiones ni restricciones de tiempo. A veces queremos ser creativos e innovadores contra el reloj, pero este resultado podría estar diciéndonos algo así como primero veamos esto sin premuras, dejemos que el proceso de incubación mental que predispone a la creatividad corra en nuestra mente. Dejemos que esa idea fluya por el subconsciente y no apresuremos las cosas en esta etapa. Procrastinemos un poco para ganar este tiempo de "absorción".


Si gusta leer el artículo completo (en inglés) esta es la referencia:


Jihae Shin and Adam M. Grant. "When Putting Work Off Pays Off: The Curvilinear Relationship between Procrastination and Creativity". Academy of Management Journal 2021, Vol. 64, No. 3, pp. 772–798. https://doi.org/10.5465/amj.2018.1471






martes, 24 de mayo de 2022

5 lecciones de un gerente de una pyme innovadora

Kemical es una empresa, fabricante de  productos de limpieza y desinfección para diferentes industrias, reconocida por su innovación. Hace un par de semanas tuvimos en nuestra clase de Creatividad e Innovación Empresarial en el TEC a su gerente general Fernando Jiménez. Aprovecho este blog para compartir algunas de sus principales enseñanzas. 

La primera lección es que la innovación debe ser una prioridad estratégica si queremos que funcione. Kemical es una pyme, alrededor de 50 empleados, sin embargo Fernando como gerente general está completamente inmerso en el tema. Él estima que invierte alrededor del 30% de su tiempo laboral en temas de innovación, y su meta es llegar al 40% mínimo.

Pero la apuesta no es solo con tiempo del gerente. Kemical posee un equipo exclusivo dedicado a temas de innovación, es decir un grupo de personas que tienen como trabajo innovar. Es su equipo de exploración, como Fernando los denomina. Una pyme con un equipo humano exclusivo en temas de innovación no es algo que se vea frecuentemente en nuestro contexto, de hecho he conocido empresas mucho más grandes (en personal) que dicen trabajar la innovación y lo que tienen es una persona y a medio tiempo junto con otro montón de funciones...

Entonces, primero, el compromiso debe ser serio.

Luego Fernando nos contó como en estos temas la empresa es autodidacta. Empezando por él mismo, quien en lugar de acudir a consultores decidió estudiar por su cuenta y aplicar en Kemical todo lo que iba aprendiendo. Ese afán de aprender ha sido transmitido a la empresa, donde se invierte en estos temas en su talento humano.

Segunda lección, fórmese en el tema.

A continuación Fernando nos contó como está organizada la innovación en Kemical. Para empezar tienen un esquema para recibir ideas o sugerencias (insigths en la jerga de innovación) de sus empleados (un ejemplo es el buzón de ideas), del contexto (monitoreo estratégico), y de sus clientes (investigación de mercado).

Posteriormente, esas ideas o insigths  pasan por un proceso de incubación donde se analiza su viabilidad y cuando se determina que la idea tiene potencial se pasa a otra etapa que se llama escalamiento, la cual culmina con el ingreso al mercado. Dentro de este proceso Fernando nos explicó el tipo de experimentación que hacen, los análisis que ejecutan y cómo toman la decisión si la idea verá la luz. Asimismo cómo este proceso ha ido evolucionando y mejorando.

Tercera lección, establezca un proceso, adecuado y único para su empresa y vaya aprendiendo y refinándolo. 

Si dejáramos todo este esfuerzo de innovación hasta acá, nos quedaríamos solamente en la parte romántica de la innovación. Por eso Fernando nos contó también cómo miden la innovación. En primer lugar hay objetivos, de índole estratégico, así como métricas y responsables. Es decir, la innovación se planifica y controla. Pero algo muy importante, se mide no solo los resultados (nuevos productos por ejemplo) sino también la "entrada" al proceso (por ejemplo cantidad de ideas recibidas) así como el proceso como tal (por ejemplo cuánto tiempo se tarda haciendo experimentación). 

Cuarta lección, planifique y controle la innovación.

Finalmente, para redondear todo lo anterior, en Kemical trabajan en la cultura de innovación de la organización. Se guían por un modelo (que Fernando ha venido estudiando y aplicando por su cuenta) que incluye aspectos como facilitadores y obstáculos así como comportamientos asociados a la innovación.

Quinta lección, trabaje en la cultura de su organización.

La última pregunta que le planteamos a Fernando fue qué nos sugería para mejorar nuestra propia capacidad innovadora. Una frase que utilizó los dice todo, nunca paren de aprender, en el momento que crean que lo saben todo, se volvieron obsoletos.

Fernando y su empresa Kemical es un caso de innovación que me encanta, están incluidos en mi libro y además tenemos una entrevista con él en nuestro canal de YouTube, abajo dejo los links para quienes deseen profundizar en algún tema.


Entrevista en vídeo:  link

Libro: Empresas innovadoras: cómo empezar a innovar en su empresa sin gastar una fortuna y con poco riesgo: comprar



viernes, 22 de abril de 2022

El tipo de estrategia influye en que su orientación emprendedora se materialice en innovación

La orientación emprendedora, en el ámbito empresarial, se puede definir como la capacidad de innovar, la proactividad y la asunción de riesgos que posee una empresa. Intuitivamente uno tendería a pensar que dicha orientación emprendedora debe estar ligada con el desempeño de las empresas, pero, interesantemente, la evidencia científica al respecto es variada, es decir, hay estudios donde si se relaciona de forma positiva la orientación emprendedora con los resultados de las empresas pero en otros no.


La innovación es uno de esos resultados de las empresas donde aún no hay consenso con respecto al efecto que ejerce en ella la orientación emprendedora. Con esto en mente, recientemente culminamos un artículo con dos colegas (Manrique Hernández y Ronald Mora) donde nos preguntamos, ¿será que la estrategia de la empresa tiene algo que ver con esto?, en términos más concretos, ¿ existirá un efecto moderador que provoca que el efecto de la orientación emprendedora en el desempeño innovador varía según la orientación estratégica seguida por la organización? Y además, pensado en pequeñas y medianas empresas (pymes). 


Para responder esta pregunta usamos información proveniente de una encuesta aplicada a 158 propietarios o gerentes de pymes en Costa Rica y se estimó un modelo de regresión jerárquica secuencial.


Antes de ver los resultados vale la pena explicar un poco qué entendimos por orientación estratégica. Existen diversas formas de entender este concepto, en nuestro caso utilizamos una de las más frecuentes en el campo de la investigación, propuesta por los investigadores Raymond E. Miles and Charles C. Snow allá por 1978. Acorde a este enfoque, las empresas pueden seguir en términos generales cuatro tipos de orientación estratégica: defender, prospectar, analizar y reaccionar. 


Las defensoras son empresas enfocadas en ser eficientes y en producir una cantidad limitada de productos y servicios, para atender un mercado estable. Las prospectoras se caracterizan por una búsqueda y explotación permanentemente de nuevos productos, servicios y oportunidades de mercado, a través del establecimiento de procesos de innovación y desarrollo de productos. Las analizadoras son un punto intermedio entre las dos posturas anteriores, pues buscan un balance entre eficiencia operativa e innovación, cuentan con la capacidad de combinar las fortalezas de las dos tipologías anteriores y actúan de forma defensiva o prospectora cuando es necesario. Las reactivas, finalmente, solo van reaccionando a los cambios del mercado cuando se van presentando a lo largo del tiempo, no tienen una estrategia definida.


Ahora si, ¿qué encontramos? El efecto positivo de la orientación emprendedora en el desempeño innovador de las pymes analizadas fue mayor cuando la empresa seguía una orientación estratégica prospectora en lugar de una defensiva o analizadora (las reactivas eran tan pocas que las sacamos del estudio). Es decir, efectivamente hubo un efecto de la orientación estratégica en la relación entre la orientación emprendedora y la innovación en las pymes estudiadas.  


Estos resultados tienen varias implicaciones relevantes para personas propietarias o gerentes de pymes (o quienes aspiran a ello). En primer lugar, es importante para toda organización tratar de incrementar su orientación emprendedora. Cómo hacerlo es algo de lo que ya hemos hablado en este blog (abajo le dejo el link por si gusta leer al respecto). Recordemos que el estudio concluye que el efecto positivo es mayor para las empresas prospectoras, pero hay un efecto positivo en todos los casos.


Una segunda implicación es analizar su orientación estratégica. De qué forma podemos como empresa asumir más una postura prospectora, es decir,  prestar más atención a tendencias del entorno, necesidades insatisfechas o nuevas necesidades de nuestros clientes que nos permitan detectar y aprovechar oportunidades para el desarrollo de nuevos productos y servicios. De qué forma podemos como empresa ser eficientes en la exploración de nuevas oportunidades que surjan en el entorno de los negocios, sin descuidar la explotación de los mercados que atendemos actualmente.


Es sin lugar dudas algo retador, pero en la mayoría de mercados donde operan las empresas actualmente es importante tener esta doble visión, "con una mano manejar el corto plazo y con la otra el largo plazo de la empresa".


Si gusta leer el trabajo completo abajo le dejo la referencia del artículo publicado, el cual formó parte de los estudios doctorales del colega Manrique así como el link ofrecido sobre cómo incrementar la orientación emprendedora de su empresa


Artículo: Artículo


Link blog previo:  Formas de incrementar su orientación emprendedora


¿Busca cómo empezar a innovar en su empresa? quizá mi libro "Empresas innovadoras: cómo empezar a innovar en su empresa sin gastar una fortuna y con poco riesgo", pueda ser de utilidad. Disponible en Amazon. Si gusta adquirirlo vaya al siguiente enlace por favor.


Comprar el libro


 








lunes, 21 de marzo de 2022

Consejos de una gerente de innovación exitosa

Adriana Cavazos, quien es gerente de Innovación para Intel en Costa Rica, estuvo recientemente como invitada en una clase de mi curso de Creatividad e Innovación Empresarial en el TEC. Con ella compartimos una charla muy interesante, llena de aprendizajes en la temática de la innovación. En este post me gustaría compartir algunas de sus principales enseñanzas. 


El primer tema que abordamos fue la forma cómo ella trata de fortalecer su propia capacidad innovadora, desde el plano personal. Al respecto Adriana mencionó la lectura constante, conectar con gente distinta para aprender y cambiar la forma cómo percibe los errores o el equivocarse. Por ejemplo nos contó que en este momento está haciendo un benchmarking dentro de la misma empresa pero en una sede de otro país, para detectar oportunidades de mejora en la forma cómo se gestiona la innovación en Costa Rica. También nos comentó la forma cómo ella ha interiorizado que errar es parte de la innovación, ambos están íntimamente relacionados, lo cual le ha permitido atreverse a hacer cosas distintas y salirse de su área de confort. 


En esta respuesta yo veo dos cosas muy relevantes. Por un lado, hay acciones que podemos hacer nosotros mismos por nuestra cuenta, leer, tratar de cambiar nuestro paradigma sobre los errores y atrevernos a llevar a cabo nuevas cosas, pero, además, lo útil que es acercarnos a otras personas (colegas, clientes, proveedores, competidores, aliados) para tratar de aprender constantemente.


Después de una explicación sobre la forma cómo se gestiona la innovación en Intel (que omito para respetar la privacidad de la empresa) tratamos temas ligados al liderazgo de la innovación, lo cual me pareció muy valioso. Es decir, qué nos aconseja Adriana a la hora que estemos liderando la innovación en cualquier ámbito, ya sea laboral o no.


En primer lugar, una persona liderando la innovación debe propiciar la seguridad psicológica en su grupo o equipo de trabajo. Esto significa que cada persona debe creer que no se le castigará o humillará por expresar sus ideas, preguntas, preocupaciones o errores en el grupo. Es la firme creencia que uno puede ser auténtico sin temor a ser juzgado. Mucha de la investigación científica ha evidenciado que esto es fundamental para que un grupo o equipo trabaje bien y para nuestros efectos, sea creativo e innovador. Por eso, uno rol fundamental de la persona que lidera es tratar de propiciar dicho ambiente.


Adriana nos aclaró eso si, que seguridad psicológica no significa que la persona no recibirá feedback o que no será expuesta a diferentes perspectivas u opiniones, es más bien que el feedback y las opiniones contrarias serán expuestas de forma respetuosa y constructiva. En su experiencia personal, Adriana nos compartió que ella trata de reflexionar de qué forma su conducta y estilo de comunicación (verbal y no verbal) pueden contribuir a que su equipo sienta esa seguridad psicológica. Asimismo, ella trata de dar permiso e incentivar que diferentes personas en distintos momentos disientan de las ideas y asuman el rol de "abogados del diablo". Finalmente, es muy importante incentivar y reaccionar bien cuando se reciben "malas noticias" o errores.


Otro tema que tratamos fue el rol que juega el conflicto en el liderazgo de la innovación. El papel de la persona liderando esos esfuerzos, según la opinión de Adriana, es propiciar el conflicto constructivo (basado en la seguridad psicológica y la heterogeneidad de los grupos) y a la vez definir un marco para la toma de decisiones. Es decir, incentivamos las ideas contrarias, el debate pero a la vez definimos reglas claras para tomar decisiones. Y una vez tomada la decisión el grupo en pleno se vuelca a ejecutarlas.


Para finalizar Adriana nos aconsejó mantener nuestra curiosidad, cuestionarnos cosas, seguir aprendiendo y ser perseverantes en nuestras ideas y proyectos.   










 

viernes, 4 de marzo de 2022

Consejos de un emprendedor innovador exitoso

Hace pocos días tuvimos de invitado en mi curso de Creatividad e Innovación Empresarial en el TEC a Allan Matarrita, en mi opinión uno de los jóvenes emprendedores más exitosos de la región en los últimos años. Allan es fundador de varios emprendimientos, entre ellos "The Sonar Company" una joven empresa (startup) con operaciones en Costa Rica y Estados Unidos que ha sido valorada recientemente en varios millones de dólares.   

Con Allan tuvimos una enriquecedora conversación en torno a temas relacionados con creatividad, innovación y emprendimiento. Comparto algunas de sus principales ideas:

  • Emprender es una actitud de vida, independientemente de si tienes tu propia empresa o no. 
  • Todos somos creativos pero nos imponemos límites, ya sea por nuestros temores internos o por la presión social. Debemos tratar de darnos la oportunidad de volver a ser creativos como cuando éramos niños.
  • Innovación es un proceso, es algo técnico, que se nutre de la creatividad, pero requiere ejecución, y ahí es donde incursiona el emprendimiento.

Para innovar y emprender exitosamente Allan nos sugirió: 

  • Enamorarse del problema, no de la solución (tu producto o servicio).
  • No tratar de ser un hombre o mujer "orquesta", busca socios que te complementen. El equipo importa mucho.
  • Conocer y monitorear el entorno, buscar redes de apoyo, involucrarse en el ecosistema emprendedor.
  • Tener claro cuál es tu visión de la empresa: vivir toda la vida de ella o buscar venderla y emprender en otras cosas. No es lo mismo emprender una startup que gerenciar una gran empresa. 
  • Si se puede vivir de emprender, pero es un camino muy duro.


Si quiere conocer más de Allan le dejo unos recursos extras:

Sitio web: Allan Matarrita

Entrevista en video que le hicimos hace un par de años: entrevista 

Un caso para usar en cursos de emprendimiento basado en la historia de Allan: Caso 














lunes, 28 de febrero de 2022

Situación del emprendimiento universitario en Costa Rica


Hace pocos días publicamos el informe para 2021 del Estudio Global sobre Espíritu Emprendedor Estudiantil Universitario (conocido como GUESSS por sus siglas en inglés), en el cual exponemos algunas tendencias y características del emprendimiento universitario en Costa Rica

Entre los datos más llamativos que obtuvimos están los siguientes.

* Un 21,1% de las personas encuestadas desean crear sus propias empresas una vez concluidos sus estudios universitarios. A nivel mundial esa cifra fue 17,8%. En el estudio anterior, realizado en 2018, esa cifra en Costa Rica fue de 11,8%.

* Un 37,6% de las personas desean crear sus propias empresas cinco años después de haber concluidos sus estudios universitarios. A nivel mundial esa cifra fue 32,3%. En el estudio anterior, realizado en 2018, esa cifra en Costa Rica fue de 47,7%.

* La intención de emprender de las mujeres es más alta que la de los hombres, tanto entre quienes desean emprender una vez finalizada la universidad como cinco años después de su graduación.

* La participación en cursos de emprendimiento y el clima que se “respira” en la universidad son factores que reciben valoraciones positivas por parte de las personas en lo relativo a su intención emprendedora.

* Un 16,7% de las personas manifestó haber participado en un curso sobre emprendimiento de carácter obligatorio como parte de sus estudios universitarios mientras que un 22,4% de forma optativa. Un 57,5% nunca ha asistido a un curso de emprendimiento.

* En una escala de valoración que considera 1 como el puntaje mínimo y 7 máximo, las personas valoraron con un 4,4 el clima emprendedor que les inspira la universidad.

* Un 21,7% de las personas encuestadas pueden ser catalogadas como emprendedoras nacientes, es decir, están realizando acciones concretas para lanzar su propia empresa. A nivel mundial esa cifra fue 28,4%. En el estudio anterior, realizado en 2018, esa cifra en Costa Rica fue de 29,1%.

* La mayoría de las personas involucradas en emprendimientos nacientes son mujeres (59%). Las carreras más frecuentes son de negocios o administración (35,21%) y ciencias sociales (18,63%). Un 81% proviene de familias sin antecedentes emprendedores. La mayoría están trabajando individualmente (61,9%). Un 25% manifestó estar impulsado por la pandemia causada por el covid-19.  Las áreas de negocios de los emprendimientos nacientes son muy amplias, no hay predominancia clara de algún sector.

En esta edición de 2021, participaron más de 3 000 universidades de 54 países alrededor del mundo. En Costa Rica participaron ocho universidades, públicas y privadas, lideradas por el Tecnológico de Costa Rica. La encuesta fue respondida por 5469 personas en Costa Rica y 267 000 alrededor del mundo. 

El informe tiene mucha más información que consideramos importante para que las personas encargadas de promover el emprendimiento dentro de las universidades tengan insumos a la hora de tomar decisiones. 

Una constante en todos los países es el incremento de las vocaciones emprendedoras, pero a la vez, la necesidad de canalizar mejor el apoyo que se le brinda a estas personas, así como medir la efectividad de dicho apoyo, para lo cual estudios como este del GUESSS son muy relevantes.

El estudio completo puede ser accedido en este link de forma libre y gratuita:

                                                                                                          Link informe